Han dicho:



“"Nunca lo había dicho y es la pura verdad, pero siempre he visto a Spock como una figura espiritual. Él es un buscador de valores, ética y reflexión"”

(Leonard Nimoy)



“Para mí, la ciencia ficción es una forma de pensamiento, una especie de lógica que explica multitud de sinsentidos. Permite a la gente fijarse en lo realmente importante"”

(Gene Roddenberry)



“Star Trek fue una de las mejores críticas a la política de exteriores americana de finales del siglo XX como nunca se había emitido por televisión”

(AA Gill, “The Times”)



Star trek XI: Los inicios de Kirk y Spock


El capitán James T. Kirk y el medio vulcano Spock llegaron en los años 60, a bordo de la Enterprise, hasta donde nadie ha llegado jamás en la serie Star trek, cancelada en 1969 después de tres temporadas y 79 episodios.

Cuarenta años más tarde, los seguidores la creación de Gene Roddenberry vivirán el 8 de mayo el estreno de la undécima película del prolífico universo trekkie: a las aventuras en carne y hueso de Kirk y Spock, siguieron unas en dibujos animados (1973-74); luego, las del capitán Jean-Luc Picard y Data en Star trek: la nueva generación (1987-1994); las del capitan Sisko en Star trek: Espacio Profundo 9 (1993-1999); las de la capitana Janeway en Star trek: Voyager (1995-2001); las del capitán Archer y la vulcana T’Pol, en Star trek: Enterprise (2001-2005); y diez películas, seis con Kirk en el puente de mando y cuatro con Picard. Star trek XI viaja en el tiempo hasta el siglo XXIII, cuando los jóvenes Kirk y Spock se preparan en la Academia de la Flota Estelar para embarcar en la más moderna nave espacial humana, todavía en los astilleros, “en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar”.


La película, dirigida por J.J. Abrams, el creador de Perdidos y Fringe, narra el primer contacto entre dos personalidades diametralmente opuestas, un Kirk rebelde y un Spock que cree en la lógica y está dividido entre sus naturalezas humana y vulcana. “La belleza de Kirk y Spock ha radicado siempre en su relación, pero aquí tenemos la oportunidad de explorar no sólo el aspecto divertido y humorístico de esa tensión, sino también cómo llegaron a convertirse en hermanos de armas”, indica el director.

Abrams, quien se confiesa “fan de la serie original, pero no trekkie”, dice que ha querido crear una aventura con la que disfrute quien no conozca el universo de Star trek y que al mismo tiempo sea fiel “al mundo brillante y duradero que creó Gene Roddenberry”, un futuro optimista, aunque no exento de amenazas. En Star trek XI, la amenaza es Nero, un despiadado romulano que atacará a la Enterprise, obligando a los antagónicos Kirk y Spock a trabajar juntos.

Como homenaje a la serie original, uno de los protagonistas es interpretado por Leonard Nimoy, el vulcano de orejas puntiagudas de los años 60. “Queríamos a Leonard porque deseábamos tener ese vínculo con el canon original de Star trek”, explica el productor Damon Lindelof. Nimoy dijo hace años que nunca volvería a aparecer en la franquicia. “Le escribimos uno de los personajes principales sabiendo que podía decir que no y ponernos en un aprieto.

Y, entonces, cuando nos reunimos con él, fue como si nos tocara el gordo. No nos podíamos creer nuestra buena suerte”, recuerda el guionista Roberto Orci. El equipo hizo una lista con las cosas que les gustaría ver a los fans –un miembro de la tripulación con camiseta roja, color que augura la caída en combate en la serie original; una chica verde de Orión; Spock tocando el arpa…- y algunas se han incorporado a la trama.