Adiós al inolvidable bailarín de 'Dirty Dancing'

Famoso por los 'sucios' pasos de baile de Dirty Dancing , Patrick Swayze , que ha fallecido víctima de un cáncer, fue uno de los actores de referencia del Hollywood de los 80 y 90, años en los que protagonizó el clásico romántico Ghost .

Considerado uno de los 'chicos guapos' del cine durante su juventud, el artista tenía 57 años y llevaba meses tratando de que el diagnóstico de la enfermedad, que se produjo en marzo del 2008, no le quitara las ganas de trabajar. Mientras recibía tratamiento contra el cáncer, Swayze grabó la serie televisiva The Beast, su último papel en televisión, donde interpretó durante 11 episodios al agente del FBI Charles Barker.

"Estoy pasando por un infierno. Estoy asustado, enfadado y me pregunto 'por qué a mí'", aseguró el actor en su primera entrevista televisada después de conocerse su estado. En el mismo programa, de la periodista Barbara Walters de ABC, reconoció que sus expectativas de vida podrían no superar los dos años. Finalmente, su lucha contra el cáncer se ha prolongado durante un año y medio.

Hijo del delineante Jesse Swayze y de la coreógrafa Patsy Swayze, de quien heredó su amor por la interpretación, Patrick iba en principio para atleta pero una lesión de rodilla le obligó a cambiar de sueño. Ingresó en la escuela de baile Harkness de Nueva York y posteriormente en la academia Joffrey de la misma ciudad, donde se convirtió en el primer bailarín de la compañía Elliot Feld. Antes de pasar al cine había trabajado en musicales como Grease .

El Globo de Oro se le escapó

Nacido el 18 de agosto de 1952 en Houston, Texas (EEUU), debutó en el cine en el filme Skatetown, U.S.A. (1979), y se estrenó en televisión con la serie North and South (1985), si bien su rango de estrella se lo ganó con títulos como The Outsiders (1983) del director Francis Ford Coppola o Red Dawn (1984) de John Millius. Pero su salto definitivo a la fama llegó con la película Dirty Dancing (1987) y Ghost (1990), junto a la actriz Demi Moore, que constituyeron dos de los títulos más taquilleros de la época y le valieron dos nominaciones a los Globos de Oro. Su tercera tentativa para estos premios fue por su actuación en To Wong Foo Thanks for Everything, Julie Newmar (1995), aunque también se fue de vacío.

En 1991 actuó en otro exitoso filme ambientado en el mundo del surf y titulado Point Break , donde compartió protagonismo con Keanu Reeves. Un año más tarde, y bajo las ordenes de Roland Joffé, apareció en City of Joy, basado en la novela de Dominique Lapierre. A ésta le siguieron títulos menores como Black Dog (1998) o Donnie Darko .

El cambio de milenio no le trajo mejor fortuna y su carrera se quedó en una segunda línea en Hollywood, a pesar de rodar trece películas y compaginar su tiempo con apariciones en la pequeña pantalla. En 2004 protagonizó la miniserie King Solomon's Mines , la segunda parte de Dirty Dancing - Dirty Dancing: Havana Nights , donde compartió reparto con el mexicano Diego Luna- y un año después presentó la comedia Keeping Mum , con el humorista Rowan Atkinson y la actriz Kristin Scott Thomas. Su último trabajo para el cine fue Powder Blue (2009) y Christmas in Wonderland , estrenada en 2007.

Le sobrevive su viuda, la actriz Lisa Niemi, con quien se casó el 12 de junio de 1975 y con la que actuó en varias películas, como Steel Dawn (1987), Next of Kin (1989) y Letters from a Killer (1998). El matrimonio no tuvo hijos. Swayze se había convertido al budismo al igual que otras estrellas de cine y vivía en un rancho a las afueras de Los Ángeles rodeado de animales, donde tenía gimnasio y un estudio de grabación donde componía sus propias canciones.

Luna

Patrick Swayze y Jennifer Grey, durante una de las escenas de 'Dirty Dancing'.

Muere Patrick Swayze | Coordinado por Gorka Cabañas e Iker Alava | El Correo Digital