El actor madrileño deja 200 películas a su espalda