Inauguración de la nueva Alhóndiga

Thibaut Mathieu: 'El 'hó' es una expresión de sorpresa que nos llega a todos'

El responsable de la imagen corporativa de Alhóndiga Bilbao comenzó su carrera como director artístico en anuncios publicitarios de firmas tan conocidas como Paco Rabanne, Cacharel, Dior o Cartier. Colaborador habitual del diseñador e interiorista Philippe Starck y fundador del estudio Cake Design, Thibaut Mathieu presentó el 13 de noviembre en Bilbao el logotipo y la página web del futuro complejo cultural y de ocio de la capital vizcaína.

-hó, ¿de qué?

-Son dos letras muy evocadoras. Además de formar parte de la palabra Alhóndiga, también significan sorpresa, admiración, entusiasmo... Es una interjección universal, que puede reconocer todo el mundo. Se entiende en castellano, en francés, en inglés, en portugués... La imagen corporativa es parte del proyecto y tiene que transmitir sus mismos valores.

-Entonces estará de acuerdo con Starck cuando dice que el complejo es un «lugar libre, donde la gente va a conocerse, besarse y sentir. Un espacio formidable, lleno de energía y entusiasmo».

-Claro que sí. No se trata de un centro comercial. La futura Alhóndiga es un complejo multicultural, pero no desde un punto de vista estricto. Los usuarios podrán visitar exposiciones, pero también ir al gimnasio, darse un buen masaje en el balneario o cenar en un restaurante. Es un espacio por y para el ciudadano. De hecho, el logo está formado por cuatro imágenes intercaladas de la ciudad y dos jóvenes. Integración y entusiasmo.

-El naranja juega un papel protagonista en todas las imágenes.

-Lo hemos elegido por lo mismo que el logotipo. Es un color que transmite energía, pasión... Además, combina muy bien con las tonalidades de los ladrillos que cubrirán los tres edificios centrales.

-También son los responsables de la pagina web.

-Efectivamente. Es una comunicación integral. La web es muy completa y al mismo tiempo accesible a todo el mundo. Al igual que ocurre con el resto de elementos que componen la imagen del centro, el internauta es recibido por un gran sol lleno de energía, el mismo que va a protagonizar el gran atrio central del edificio.

Thibaut Mathieu ha aportado su creatividad al logo de la Alhóndiga./ EL CORREO