Inauguración de la nueva Alhóndiga

Siete fechas clave para la nueva Alhóndiga

La transformación de La Alhóndiga supone convertir un viejo almacén de licores en un moderno centro de esparcimiento en el corazón de Bilbao. Siete han sido fechas clave que han dado como resultado el espectacular equipamiento que albergará piscinas, cines, auditorios, salas de exposiciones y gimnasio:

Fase 1 (2000): Apuntalamiento y demolición interior: Consiste en el traslado de los materiales que aún permanecían en el edificio y el derribo de las estructuras que no tienen cabida en el futuro centro cultural y de ocio.

Fase 2 (2002): Excavación y ejecución del párking subterráneo: Era una de las fases más delicadas por la necesidad de alcanzar los 18 metros de profundidad. En total, fueron necesarios unos cien camiones al día para vaciar La Alhóndiga. Con 985 plazas - 715 de residentes y 270 rotatorias-, el aparcamiento se hizo realidad en noviembre de 2004. Cuenta con cinco plantas, y entre 15 y 18 metros de profundidad. Fue la fase más delicada y en total se sacaron 50.000 metros cúbicos de escombro.

Fase 3 (2004): Cimientos y arquitectura: En esta etapa se procedió al refuerzo de estructuras de la crujía perimetral, sótanos y semisótanos. Se restauraron la fachada y torreones del inmueble original.





Fase 4 (2010): Infraestructuras

Fase 5 (2010): Albañilería

Fase 6 (2010): Acabados

Fase 7 (2010): Urbanización

En las cuatro últimas fases, las obras se centran en la estructura del futuro centro, que contará con dos plantas de entresótano y tres alturas a partir del atrio, una plaza cubierta de más de 6.000 metros cuadrados, además de una gran terraza de otros 6.000 metros cuadrados donde se ubicarán las piscinas. Se construirán los tres nuevos edificios, los semisótanos, el atrio, las piscinas y la terraza. Se urbaniza la plaza Arriquibar y se abre un nuevo acceso a AlhóndigaBilbao que conecta con la plaza renovada.

Las columnas del atrio, con tres metros de alto, representan las diversas culturas del mundo./ Foto: Luis Ángel Gómez